CONTACTANOS

#TuHogar

Las mejores plantas de interior para darle vida a tu casa


 
Las plantas dan vida y energía a cualquier departamento o casa como un gran elemento decorativo que puedes tener en cualquier habitación, con una pequeña colección de plantas podrás darle vida a tu hogar y generar un ambiente limpio y acogedor.
Pero sabemos que no es llegar y elegir cualquiera para llevarte a casa, es por eso que queremos compartir contigo un listado de plantas de interior que son perfectas para ti, ya que además de ser hermosas, no requieren grandes cuidados. No hay una receta mágica para cuidar tus plantas, son seres vivos que reaccionan al ambiente que las rodea por eso es importante que tengas en cuenta dónde las pondrás, la cantidad de luz que les llegará y la humedad a su alrededor. 
Ficus: Existen distintos tipos de ficus pero en general todos toleran bastante, es por eso que probablemente los has visto en la casa de alguien, ya que son ideales para mantenerlos en el interior, aunque también al exterior ya que pueden exponerse a altas temperaturas, humedad y bajos niveles de luz. Te recomendamos la variedad Ficus Lyrata si lo que buscas es una planta de gran tamaño o Ficus Benjamina si necesitas algo más ligero. 

Fuente: EmmmeStudio

Filodendro Monstera: Conocida como Costilla de Adán, está planta de interior está muy de moda actualmente, es hermosa y puede crecer hasta 20 metros de largo si está en su mejor momento, al ser una planta de origen tropical es bueno mantener su humedad rociándola con agua.

Fuente: Mango and Salt 

 

Cactus y suculentas: estas hermosas plantas que tienen muchísimas variedades, son de fácil cuidado ya que no necesitan ser regadas constantemente ni requieren exposición al sol constante, además de verse hermosas como decoración en maceteros de distintos tipos y niveles.

Fuente: TrewaStudio

 

Recuerda que por ser plantas de interior, lo ideal es que no les lleguen rayos de sol directos y mantenerlas hidratadas de forma periódica, también es importante que en época de verano no te olvides de regarlas un poco más, ya que con el calor pueden secarse más rápido.

Puedes usar maceteros de colores, reutilizar algunos que tengas o incluso revestir los maceteros que tengas con canastos tejidos o lo que se te ocurra.